FANDOM


Personaje   Frases   Galería   Trivia  
«Y la próxima vez vaya a molestar a su abuela»
―Doña Florinda después de cachetear a Don Ramón

Doña Florinda, cuyo nombre completo es Florinda Corcuera y Villalpando Viuda de Matalascayando, es un personaje de la serie El Chavo del Ocho, interpretado por la actriz mexicana Florinda Meza.

Se trata de una mujer viuda, de aproximadamente 40 años, de carácter soberbio, engreído, altanero y muy despectivo hacia los demás integrantes de la vecindad. Sin embargo, hay veces que se da cuenta de que sus actos pasan el límite de lo vergonzoso, por lo que reconoce sus errores y termina ofreciendo disculpas, tal como sucediera en el capítulo "El cumpleaños de Quico", cuando luego de apurar a su hijo a que apague las velas para que los niños pudiesen irse lo más rápido posible de su casa, termina apareciendo delante de todos aconsejando a su hijo pedir como deseo que sean un poco más generosos con los demás.

Además de ser muy agresiva, Doña Florinda también muestra su lado sentimental al hacer su aparición en escena el Profesor Jirafales, de quién está profundamente enamorada.

PersonalidadEditar

Doña Florinda es una mujer refinada de 38 años, que estuvo casada con un importante marino, Don Federico Matalascayando, con quién tuvieron a su único hijo, Quico. Lamentablemente, Doña Florinda quedó viuda muy poco tiempo después, luego de que el barco en el que viajaba su esposo naufragara. Es así que debió hacerse cargo de la crianza de Quico, a quién le enseñó que solo debía juntarse con niños de su clase y que era muy superior a los demás.

Cuando llegó a la vecindad, propiedad del Señor Barriga, siempre intentó mantenerse alejada de lo que ella llamaba "los ajetreos de la chusma", aunque siempre de alguna u otra forma terminaba participando, inclusive con mayor énfasis que aquellos a los que ella llamaba "la chusma". Se caracterizó siempre por tener un carácter muy fuerte y por tener de menos a sus vecinos, considerándose a sí misma "una mujer de la alta sociedad". De la misma manera, inculcaba a su hijo Quico que debía seleccionar mejor a sus amistades, en claro desmedro de los niños de la vecindad (El Chavo, la Chilindrina, etc.). Una muestra de su carácter se daba en todos los encuentros que tenía con Don Ramón, a quien tenía de menos o trataba a golpes, entre los que se destacan sus clásicas cachetadas. A pesar de esto, en varios capítulos mostró compasión por la mala suerte de Don Ramón, como en el capítulo "El álbum de fotos", donde Don Ramón corría el riesgo de quedarse sin casa y ella se mostraba compadecida con su suerte.

Pese a todo esto, Doña Florinda no puede ocultar su lado sentimental al aparecer en escena el Profesor Jirafales, su eterno enamorado. Cada vez que se ven, siempre repiten el mismo recitado de saludo, donde a veces el Profesor, por estar prestándole atención a un evento inmediatamente anterior al encuentro con Doña Florinda, confunde varias palabras, generando una situación graciosa que intenta remediar usando su buena voluntad. Un ejemplo de esto fue cuando, inmediatamente luego de una discusión entre Jirafales y el Señor Barriga, donde el arrendatario trató al Profesor de "Profesorcillo Jubilado", al aparecer Doña Florinda e iniciar el recitado, Jirafales la llama "Doña Jubilada".

Muchas escenas graciosas son montadas alrededor de Doña Florinda, entre las que se destacan los golpes que le propina a Don Ramón, las continuas burlas de los niños por su aparente edad avanzada (igual situación pasa con Doña Clotilde), o por su aspecto físico, por el cual recibe los apodos de "La vieja chancluda" o "La momia viviente". Debido a su fuerte temperamento, Doña Florinda es considerada la villana de la vecindad.

Vestuario Editar

A pesar de que se considera a ella misma una mujer de la alta sociedad, el vestuario de Doña Florinda parece el de una persona lo más normal y corriente. Siempre está vestida con un vestido color rosa, con un delantal blanco con estampas estilo escocés y con ruleros en el cabello. En algunos episodios viste un cardigan de color marrón. Combina todo esto con chanclas o sandalias negras (de ahí el apodo de la vieja chancluda).

Sin embargo, hay capítulos donde su vestuario cambia completamente, dejándose el cabello sin ruleros y utilizando un vestido largo de color negro. A diferencia del anterior, este vestuario sí parece corresponder a su aparente clase social y toma un aspecto mucho más coqueto que el anterior. En Acapulco, ella usa un traje de baño azul celeste con un lazo negro; además usó un vestido largo similar al de Doña Cleotilde, pero de color café y manga corta.

Relaciones Editar

Quico Editar

Quico es su hijo, a quien crió y le enseñó que solo se juntara con niños de su clase. Varias veces El Chavo o la Chilindrina se peleaban con Quico y solían golpearlo (entre otras cosas) y, cuando él los acusaba con Doña Florinda, ella creía que el responsable era Don Ramón, por lo que lo cacheteaba, golpeaba o cualquier otra cosa (como meterlo dentro de una caja, meterlo en su costal de ropavejero, etc.).

Aunque a veces, al estar desconcentrada mirando al profesor Jirafales, no prestaba atención a lo que Quico le decía; en otras ocasiones (también sin darse cuenta), le daba a sostener algo que quema (como una olla) y él, al no estar usando guantes, se quemaba las manos.

En algunas ocasiones, cuando Quico hace travesuras, la decepciona por sus actos malos en la escuela (como llamar Maistro Longaniza al Profesor Jirafales o engañarla con la estrella de buena conducta), se ríe de su mamá o la desobedece, Doña Florinda lo reprende sólo llamando por su nombre de pila Federico, quien termina llorando por dicho reprendimiento.

Más adelante envío a Quico a vivir con su madrina debido a que "ya no soportaba vivir entre la chusma", desde entonces empezó a tratar a su sobrina, la Popis, tal como trataba a su hijo, e incluso Popis empezó a vivir con ella en el departamento 14.

En la serie animada su relación es igual, con la diferencia de que ella, cuando Quico hace acciones malas o travesuras jamás lo reprende, y en cambio, lo consiente y, en cambio, le echa la culpa de las maldades y travesuras de su hijo a los niños de la vecindad (inclusive con La Popis, su propia sobrina), por lo que a partir de la tercera temporada es muy notorio la malcrianza y la mala educación que Doña Florinda le fomenta hacia su hijo Quico.

El Chavo Editar

Doña Florinda considera al Chavo como una "chusma"; siempre lo regaña por las estupideces que hace. A veces esta se confunde y cree que el culpable es Don Ramón, ya que cuando el Chavo le hace daño a Quico, este lo acusa con su madre y le dice que le pasó pero no quien fue.

En varios de los episodios en que el Chavo trabaja en la Fonda de Doña Florinda, ella lo trata mejor, por ejemplo en "Carta para Doña Florinda" de 1982 y 1990, y en La Serie Animada le regaló un desayuno.

Don Ramón Editar

Doña Florinda y Don Ramón, por lo regular, no se llevan bien. Ella lo desprecia ya que siempre, cuando El Chavo o La Chilindrina golpean a Quico, ella cree que el culpable es Don Ramón y termina dándole una cachetada. Ella lo considera parte de "la chusma". En todos los episodios, Doña Florinda despreció a Don Ramón, excepto en el episodio "Nuevas vecinas", cuando el profesor Jirafales se enamoró de Gloria y Doña Florinda sintió celos, entonces decidió invitar a Don Ramón a tomar una "tacita de café" para hacer que el profesor Jirafales sienta lo mismo. A veces sí se porta bien con Don Ramón, y hasta lo felicita.  

En la serie animada, Doña Florinda lo odia a muerte y su desprecio hacia él, a diferencia de la serie original, es mucho más notorio, ya que, desde la tercera temporada de la misma, no conforme con cachetearlo sin motivo, lo insulta, se burla de él, le falta al respeto, le desea que le pase algo malo e incluso lo lastima con dolo, tales como en los episodios animados de 'Aguas con las ranas', 'Un buen recado', 'El repartidor de pizzas', 'Viaje en avión', 'Los empleos de El Chavo', 'La grúa de Don Ramón' y 'Por si las moscas', cuya pésima relación con Don Ramón en la serie animada, en conjunto con su personalidad exagerada y muy antagónica comparada con la serie original y el programa Chespirito, ha sido duramente criticada e incluso repudiada por los fans de la serie. 

La Chilindrina Editar

No se la lleva bien, ya que esta se indigna cuando Doña Florinda cachetea injustamente a su papito Don Ramón, aunque esta la ha intimidado en varias ocasiones. También es considerada como parte de "la chusma" y es regañada constantemente cuando La Chilindrina hace travesuras. En los sketches de Chespirito de 1980 a 1992, su relación es igual, pero a diferencia de El Chavo del 8 original, Doña Florinda la ha reprendido en dos ocasiones a palizas, por llamarla Vieja Chancluda y por aconsejar al Chavo a venderle la ropa de Doña Florinda a terceros, como en los sketches del programa Chespirito 'El Peso de Ñoño' de 1980 y 'La Ropa de Doña Florinda' de 1983.

En la serie animada, a consecuencia de su ausencia por asuntos de derechos de autor por parte de su actriz original, los regaños y desprecios que Doña Florinda le daba a La Chilindrina, además de El Chavo y Don Ramón, quienes Doña Florinda los odia y desprecia a muerte, ahora recaen con Ñoño, Paty, Godínez, e inclusive con La Popis, quien esta última salió afectada, y a consecuencia de tomar el lugar de La Chilindrina en la serie animada, a partir de la tercera temporada La Popis es considerada como parte "la chusma", aún siendo su propia sobrina carnal.

Profesor Jirafales Editar

Doña Florinda está perdidamente enamorada del profesor Jirafales, siempre lo invita a tomar una "tacita de café", y él le lleva flores. En el episodio "La Muerte del Señor Barriga", El Profesor Jirafales le mandó una serenata a Doña Florinda, pero nunca llegaron al matrimonio. Quico en ocasiones llamaba "Papi" al Profesor y siempre decía "48 tacitas de café y ya tengo Papi nuevo".

Doña Cleotilde Editar

Tienen una relación rara, ya que en ocasiones pelean (como cuando Stanáas, el perro de Doña Cleotilde, se metió a la casa de Doña Florinda, o en la pelea por el tendedero), pero demostraba ser buena con ella, como cuando le preguntó qué le había pasado cuando Doña Cleotilde le dijo "sátiro" al Señor Calvillo, o invitándola a pasar Navidad y Año Nuevo a su casa.

El señor Barriga Editar

Doña Florinda le paga la renta puntualmente, pero se volvió morosa después de tener su fonda. En ocasiones, Doña Florinda lo considera parte de "la chusma", pero se ha demostrado que ellos se llevan bien.

La Popis Editar

Se le vieron muy rara vez saliendo juntas (debido a ser interpretadas por la misma actriz) pero en esas ocasiones llegan a tener buena relación. En la serie animada, técnicamente a partir de la tercera temporada, debido a la ausencia de la Chilindrina en la misma, Doña Florinda la considera como parte de "la chusma", a pesar de ser su sobrina carnal y su relación con ella es, por el contrario, muy mala e indiferente comparada con la serie original y el programa Chespirito de los 80s, como en los episodios de la serie animada 'Aquí espantan', 'Un festival de ambiente' y 'Burbujas y más burbujas'.

Jaimito Editar

No se llevan bien, ya que ella lo considera parte de "la chusma" y lo trata mal, aunque nunca llega al extremo de golpearlo (ya que es un anciano).

Frases Editar

  • Profesor Jirafales, qué milagro que viene por acá. ¿No le gustaría pasar a tomar una tacita de café?
  • No es ninguna, pase usted.
  • ¡Tesoro!
  • Y la próxima vez vaya a insultar a su abuela.
  • Vamos tesoro, no te juntes con esta chusma.
  • Es lo malo de vivir entre esta chusma.
  • ¡Profesor Jirafales!

Sobrenombres Editar

  • Vieja chancluda
  • Vieja pegona
  • Vieja pegostiosa
  • Vieja bruja
  • Vieja grosera
  • Doña masacota
  • Cara de vela derretida
  • Mono de feria
  • Macarrón con patas
  • Doña Florindita
  • Doña Fodonga
  • Vieja fodonga
  • Basura (el bote de la Florinda)
  • Patas de chichicuilote
  • Lombriz de agua puerca
  • Peluda
  • "Mentecinco"
  • Doña escopeta
  • Monstruo del espacio
  • Macarrón con patas
  • Patas de gallo
  • Piernas de pollo
  • Patas de cangrejo
  • Escoba
  • Chancluda del 14
  • Vieja del 14
  • Momia viviente
  • La otra bruja
  • Doña traidora
  • Doña enjabonada
  • Doña Porquería
  • Doña Jubilada
  • Doña Empapada
  • Doña resortera
  • Doña cachetada
  • Pata de la escoba