FANDOM


Personaje   Frases   Galería   Trivia  
«¡Tenía que ser el Chavo del Ocho!»
―Un adulto refiriéndose al Chavo[fte.]


El Chavo (en portugués "Chaves") es el protagonista principal de la serie "El Chavo del Ocho". Es un niño huérfano de 8 años, del que no se conoce el nombre, por lo que solo le dicen "Chavo", que significa "niño" en lengua coloquial mexicana. Es muy entusiasta, creativo y bien intencionado, pero también muy inocente y torpe, por lo que otros niños se aprovechan de él.. Llegó a la vecindad a los 4 años de edad y vive en el departamento Nº8, el cual perteneció a una anciana que lo cuidó hasta que falleció.

Descripción Editar

En la vecindad siempre está jugando con Quico, la Chilindrina, la Popis, Ñoño, Godinez, y Patty, con quienes experimenta en forma frecuente conflictos típicos de los infantes que generalmente terminan en pleitos y se resuelven de manera hilarante, a veces con la intervención de los demás personajes, aunque al final prevalece el sentimiento de amistad entre él y sus vecinos.

Si bien es cierto el Chavo es torpe y poco brillante, en algunas ocasiones tiene salidas muy ingeniosas y cómicas. Se gana la vida haciendo mandados, a veces reciclando latas y botellas vacías, vendiendo periódicos y revistas, aguas frescas (jugos de fruta), trabajando de bolero (limpiabotas), de mesero y otros. Ahorra dinero en su alcancía para la Cruz Roja, Navidad, fin de año o los Santos Reyes. Es muy honrado, aunque esto no se aplica a la comida ajena, la cual muchas veces come cuando los dueños se descuidan.

Chavo

el chavo en la serie animada

Está enamorado de Patty, la sobrina de Gloria (en varios episodios originales y varias temporadas de la serie animada recibe besos), aunque siente un gran aprecio hacia la Chilindrina. Es muy amigo de todos, sobre todo de Don Ramón; aunque reciba golpes de él, sabe que nunca lo decepcionará (como en el episodio de los churros) y lo ve como un modelo a imitar a pesar de ser consciente de sus defectos. En lo que se refiere a peleas, se sabe que por lo general es mejor que Quico, pero nunca ha podido golpear a Ñoño, quien se defiende con su estómago.

Constantemente piensa en comida, le encantan las tortas de jamón, siendo la comida el único motivo y objeto por el cual es capaz de robar. Cuando tiene mucho miedo, le da "la garrotera", un ataque que lo inmoviliza en una posición específica (de pie, un poco encorvado, con un brazo flexionado frente al pecho y el otro extendido hacia abajo, las piernas flexionadas y la cabeza mirando sobre el hombro izquierdo), casi en un estado de inconsciencia; según el Chavo explica: "Siento como si sintiera que no estuviera sintiendo nada". La única forma de lograr que vuelva en sí es mojar su cara con agua fría.

Tiene muchas frases características como "Fue sin querer queriendo"; "Bueno, pero no se enoje"; "Es que no me tienen paciencia"; "Se me chispoteó", "Vas a ver a la salida" y su clásico "Eso, Eso, Eso". Cuando está feliz, zapatea como si bailara y, cuando está enojado, zapatea de manera violenta y furiosa. Comúnmente juega con una escoba que intenta mantener equilibrada en el pie, crea sus juguetes de una manera sencilla usando latas o cartones; también juega con yoyos, baleros y más, pero estos son opacados por los de Quico, que trae la misma clase de juguete, pero más moderno.

VestuarioEditar

El Chavo utiliza una gorra verde a cuadros con visera y orejeras, una camiseta remendada blanca con rayas horizontales color café, un pantalón café sostenido por dos tirantes rojos sobre su hombro izquierdo, y unos zapatos negros con cordones amarillos que le regaló Don Ramón.

Durante los primeros episodios se le podía ver vestido con unos pantalones color celeste o amarillo y, en algunas oportunidades, con camisetas blancas o amarillas, y hasta con una camiseta con la figura de El Chapulin Colorado, quien es su ídolo.

En la versión animada, el pantalón es naranja y los zapatos café.​

Relaciones Editar

Quico Editar

El Chavo y Quico son por lo general muy buenos amigos, aunque existe rivalidad dado que Quico tenía dinero y el Chavo no. Ambos amigos cuentan el uno con el otro cuando se necesitan, y casi siempre juegan juntos a pesar de las constantes peleas que tienen a causa de tonterías. Los inquilinos de la vecindad dicen que el Chavo es muy bruto, pero nadie niega la torpeza mayor de Quico y, por más que se intente averiguarlo, nunca se supo en su totalidad cuál era más tonto, como bien dijo la Chilindrina.

Don Ramón  Editar

Don Ramón siempre tuvo un cariño estrecho y grande hacia el Chavo, que podría decirse paterno, debido a que este último no tenía a nadie en general con quien compartir su orfandad. Sin embargo, Don Ramón siempre estaba ahí para él, a pesar de que el Chavo muchas veces lo sacó de sus casillas por alguna travesura, chiste o maldad, lo que terminaba en un coscorrón en la frente por parte de Don Ramón. Sin embargo, muchas veces Don Ramón se aprovecha "desintencionalmente" del Chavo, mandándolo a la tienda para cualquier encargo de alguna cosa que él quisiera, sin darle nada a cambio. Don Ramón y el Chavo muchas veces comparten momentos muy amenos, ya sea con Don Ramón regalándole juguetes o comida, o el mismo Chavo compartiendo sándwiches y pastel con él.

La Chilindrina Editar

Roberto Gómez Bolaños diseñó a la Chilindrina como una niña que tuviera tantas o más pecas que el Chavo, a modo de constituir un lazo de identificación entre ambos. A pesar de ser una niña traviesa a más no poder y en varias ocasiones un poco mas inteligente que el Chavo, prácticamente es su mejor amiga desde muy pequeño. La Chilindrina está profundamente enamorada de el Chavo, y algunas veces lo toma por novio, aunque a él no le guste o directamente no le haga caso.

Doña Florinda  Editar

Ella se toma muy en serio al Chavo, al punto de no querer que su hijo se junte con él, diciendo que pertenece a "la chusma". Doña Florinda casi siempre lo regaña por sus travesuras. Sin embargo, Doña Florinda realmente le tiene cariño al Chavo, demostrándolo cuando lo invitó a dormir a su casa o cuando le regaló una torta de jamón, incluso cuando lloró su "muerte" cuando creyó que lo habían atropellado.

Doña CleotildeEditar

A pesar de que el Chavo se la pase llamándole "bruja", ella le tiene mucho cariño. Doña Cleotilde le pide favores como ir a comprar pan a la tienda, acarrear agua, etc. En casi todos estos casos, siempre le da propina por sus favores. En un episodio, ella les regaló paletas al Chavo y sus amigos.

Jaimito Editar

Jaimito es uno de los que más quiere al Chavo. Un par de veces lo llevó a la escuela o lo invitó a ver un partido de fútbol en su casa, pero algunas veces el Chavo le causaba problemas, y Jaimito terminaba por hacer lo mismo que Don Ramón: darle un coscorrón. En el episodio "El cumpleaños de la Popis", el Chavo se llevó los sándwiches que preparó Doña Florinda, para compartirlos con Jaimito. Uno de los mejores momentos que tuvieron fue cuando Jaimito, al ver que todos maltrataban al Chavo, falsificó una carta que tenía como destinatario al Chavo, en la cual ponía que el Chavo recibiría mucho dinero por parte de un desconocido, y la dejó caer en la fonda de Doña Florinda. Cuando los otros la leyeron, empezaron a tratarlo bien, hasta que al final Jaimito confiesa que él la escribió, dejando como moraleja que cuando no tienes nada, todos te tratan mal, pero cuando tienes dinero, todos son tus amigos.

Profesor Jirafales Editar

Él quiere mucho al Chavo, haciendo todo lo posible para que aprenda algo, pero no aguanta cuando el Chavo le dice "Maestro longaniza", "tubo de cañería", "maestro jirafuchila", "kilómetro parado", etc.

Señor Barriga Editar

Aunque el Chavo siempre lo recibe con un golpe cuando llega a la vecindad, él le tiene un gran cariño, siendo junto con Don Ramón y Jaimito, quienes más han hecho por él a lo largo del programa, llegando incluso a llevarlo hasta Acapulco con tal de que no se quede solo en la vecindad, y luego al cine.

Ñoño Editar

Ñoño y el Chavo son buenos amigos, aunque en ocasiones se pelean. Aun así, el Chavo nunca pudo golpear a Ñoño, ya que cuando se le acerca para hacerlo, Ñoño con su panza lo empuja hacia atrás, hasta que el Chavo se rinde y lo deja para otra ocasión.

Popis Editar

La Popis trata bien al Chavo la mayoría de veces, excepto cuando este le quita su muñeca y le pega. En la serie animada, ella está enamorada del Chavo.

Godínez Editar

Se lleva muy bien con el Chavo, y los dos tienen muchas cosas en común (sacan malas calificaciones, tienen baja estatura, etc.). No se les ha visto juntos en muchos episodios, pero en los 80's (Chespirito) y en la serie animada, se les ha visto jugando fútbol y haciendo travesuras juntos en la vecindad o en la fonda de Doña Florinda.

Patty Editar

Cuando el Chavo conoce a Patty, queda inmediatamente enamorado de ella, lo que desata los celos de la Chilindrina y la Popis. Ella siempre lo ha tratado bien.

Doña Nieves Editar

Cuando Doña Nieves llegó por primera vez a la vecindad en búsqueda de la Chilindrina, se lleva muy bien con el Chavo y le muestra mucho afecto y regocijo, pero este a veces le causaba problemas haciendo alusión a su extrema ancianidad, y Doña Nieves terminaba haciendo lo mismo que su nieto Don Ramón: darle un coscorrón. Ha mostrado preocupación por él, al punto de organizarle una manifestación en favor de sus derechos laborales como empleado para obtener un sueldo mínimo. En otros episodios, el Chavo ayudó a Doña Nieves a llevar los equipajes a la casa del Señor Barriga, le ha limpiado las ventana de la casa junto con la Chilindrina, le ha hecho favores a cambio de propinas, le ayudó a encontrar a la Chilindrina, etc. Doña Nieves aprecia mucho al Chavo, ya que lo conoció de pequeño y, según ella, lo cargó en sus brazos y hasta le regaló una torta de jamón.

Acerca de sus padres Editar

En "El Diario del Chavo", se confirma que su padre solo "se acostó y se fue", que su madre fue quien lo mantuvo, y que, al tener que trabajar demasiado, lo enviaba a una guardería casi todo el día. También se contó que, al recoger al niño, la madre no podía distinguir a su hijo y no siempre le daban al mismo niño, pero llegó un día en que su mamá no pasó a recogerlo, y los demás días tampoco.

En varios episodios de la serie, el Chavo afirma que tiene padres, pero que aún no se los han presentado. Podemos confirmar que lo del libro es cierto, ya que nos damos cuenta de que el Chavo no es un niño huérfano, sino un niño abandonado por sus padres.

FrasesEditar

Las frases del Chavo del 8 son estas:

  • Fue sin querer queriendo (Cuando se está disculpando)
  • Zas, Zas, Zas y que yo; y que tú; y que. Zas (Cuando se emociona)
  • Bueno, pero no te enojes (Cuando le reclama paciencia a alguien)
  • Pi, pi, pi, pi, pi (Cuando llora)
  • Se me chispoteó (Cuando se disculpa por decirle algo malo a alguien)
  • Eso, eso, eso (Cuando alguien dice lo mismo que él está pensando)
  • Ay todo yo, todo yo... todo yooooooo (Cuando alguien le obliga a hacer algo que él no quiere hacer, o cuando le echan la culpa)
  • El maestro Longaniza (Después de que el Profesor Jirafales grite "SILENCIO")
  • Pus, pus, pus (Cuando no sabe qué decir luego de hacer algo malo)
  • ¿Y yo que dije; y como es?... (cuando pregunta a alguien qué dijo antes, y después pregunta cómo se dice)
  • Es que no me tienen paciencia (cuando Quico o la Chilindrina lo callan gritándole, después de preguntar o hablar demasiado)
  • Ahora sí te tocó el 8 (Cuando esta a punto de golpear a Quico. Dicho de 1972 hasta 1974)
  • Ahora sí te descalabro los cachetes (Cuando esta a punto de golpear a Quico. Dicho de 1975 hasta la serie animada)
Personajes de El Chavo del Ocho
Principales El ChavoQuicoDon RamónChilindrinaDoña FlorindaProfesor JirafalesDoña CleotildeSeñor BarrigaÑoñoPopisDoña NievesJaimito el CarteroPatyGodínezGloria
Secundarios Señor CalvilloSeñor BarbadilloSeñor HurtadoDon RománMalichaDoña EduvigesHéctor BonillaRogelio GuerraDon FedericoElizabethCándidaMeseroDueño de la feria

Referencias Editar